CUOTAS

ATENTO AVISO

A los participantes de este blog se les hace extensiva la información respecto a las cuotas de penalización:

- Errores Ortográficos: $1.00
- Errores de redacción/sintaxis: $3.00
- Ideas o Enunciados TOTALMENTE erróneos o fuera de lugar: $5.00

TOPE A PAGAR POR MULTAS: $10.00

19 sept. 2011

Las Fuentes de la Filosofía Presocrática según Kirk y Raven

C.S. Kirk, J.E. Raven y M. Schofield en su libro “Los Filósofos Presocráticos” proponen ciertas fuentes de la filosofía presocrática. De las mismas se basarán para la elaboración de su libro, como una historia crítica con selección de textos. Antes que nada es importante saber que “los fragmentos actuales de los pensadores presocráticos se conservan citados en los autores antiguos posteriores a ellos” (Kirk, Raven and Schoefield 1983, p.8). Por lo tanto, no es posible que encontremos directamente obras de filósofos presocráticos o que los citemos exactamente como ellos lo han dicho, sino que, las fuentes que de ellos tenemos y en base a las cuales se realizan los trabajos de investigación, son de otros filósofos posteriores a ellos que en alguna de sus obras los citan.

Las referencias más antiguas de los presocráticos las tenemos aproximadamente en el siglo IV a.C. con Platón y duran hasta el Simplicio en el siglo VI d.C. En consecuencia, aquello que de los filósofos presocráticos sabemos no son datos enteramente objetivos o verdades absolutas, sino que, por su origen, son subjetivos, con muchas interpretaciones, no libres de alteraciones, pero al fin, son las fuentes que tenemos y que con mayor o menor grado de veracidad nos dan información acerca de la vida y obra de aquellos filósofos.

Dentro de la clasificación que en su libro los autores (Kirk y Raven) nos hacen, sobresalen como filósofos posteriores que citan directamente a los presocráticos Aristóteles, Platón y Simplicio. Pero además de ellos hay otros, quizás no tan importantes, pero que pueden destacarse como fuentes importantes de extractos literales.

Plutarco el filósofo, en el siglo II d.C. en sus Ensayos Morales; Sexto Empírico, el filósofo escéptico y físico de finales del siglo II d.C.; Clemente de Alejandría, que vivió en la segunda mitad del siglo II d.C. e inicios del III d.C. sobre todo en sus comparaciones entre el cristianismo y el paganismo citó a los presocráticos; Hipólito, teólogo del siglo III d.C., afincado en Roma, escribió una Refutación de todas las herejías en nueve libros en donde hace mención de algunos presocráticos; Diógenes Laercio compiló probablemente en el siglo III d.C. las Vidas de filósofos famosos donde incluyó breves pero importantes citas; y por último en el siglo V d.C. Juan Estobeo reunió, en su Antología, extractos procedentes de literatura griega.

Muchos otros autores citan directamente a los presocráticos pero de manera más ocasional (Filodemo, Marco Aurelio, Máximo de Tiro, Orígenes, Aecio, Galeno…). A la par, tenemos, como otro género de fuentes los “testimonios”. Éstos son menciones que autores hacen de los filósofos presocráticos sin citarlos directamente. Entre los más importantes comentarios a los presocráticos se encuentran los de Platón, que en mucho los ironiza; Aristóteles que expone de manera un poco más objetiva; Teofrasto con su actividad enciclopédica; y la tradición doxográfica[1], en su mayoría compilaciones sobre los presocráticos, ordenados de manera cronológica y general, sin un verdadero rigor en cuanto a su veracidad (muchas veces basados en opiniones personales y meramente subjetivas).

De todas estas fuentes, se considera que la fuente principal de información es Teofrasto, con sus Opiniones físicas debido a la magnitud de su obra, con un valor más objetivo, aunque experimentó un intenso influjo aristotélico. “Es por consiguiente, legítimo sentirse completamente seguro de la intelección[2] de un pensador presocrático sólo cuando la interpretación de Aristóteles o de Teofrasto, incluso en el caso en que ésta pueda reconstruirse con toda precisión, queda confirmada por los extractos correspondientes, completamente auténticos, procedentes del filósofo en cuestión” (Kirk, Raven and Schoefield 1983, p.14).

Bibliografía
Kirk, C.S., J.E. Raven, and M. Schoefield. Los Filósofos Presocráticos. Capítulo: Las Fuentes de la Filosofía Presocrática. Segunda Edición. Editorial Gredos. Traducción de Jesús García Fernández. Vol. 1. 3 vols. 1983. Pp. 8-14



[1] Doxografía: Rama de la literatura. Comprende obras con los puntos de vista de filósofos y científicos del pasado sobre temas de filosofía, ciencia…
[2] Intelección: Interpretación. Cómo se entiende algo.

3 comentarios:

  1. Es importante reconocer quienes son los autores que nos facilitan la explicación de los filósofos, sobre todo en traducciones e interpretaciones que se más adecuadas y apegadas a su originalidad.

    También resaltar el valor de saber cómo desarrollan las interpretaciones como Aristóteles, Platón y Simplicio, y saber de manera objetiva y subjetiva la manera en que nos quieren dar a conocer a otros filósofos.

    También cabe mencionar quienes son Kirk y Raven para entender su trabajo sobre estos filosofós, gracias por tu escrito…

    ResponderEliminar
  2. Realmente es muy interesante conocer que de todas las fuentes que tenemos de los filósofos presocráticos, ninguna es literalmente propia de ellos, sino que fueron pasando por diferentes autores hasta llegar a nosotros. En realidad conocer esto de los presocráticos, puede tener pie para muchas dudas acerca de ellos, como por ejemplo preguntarse primeramente si en realidad existieron, ya que no se tiene nada de sus propias manos, y si existieron, realmente lo que tenemos de ellos en la actualidad era su pensamiento, o sufrió modificaciones pasando por diferentes personas, que de alguna u otra manera, pudieron reducir o aumentar su pensamiento según sus propios criterios, o como les pareciera más conveniente.
    Aunque haya todas estas incógnitas dentro de los filósofos, creo que la mejor aptitud que podemos tomar, es fiarnos de las fuentes que se nos ofrecen, pues son las únicas que existen y que hacen referencia a ellos y a su forma de pensar, y que si no se hubieran obtenido, tal vez poseyéramos una era de la historia en blanco, y no se habría conocido a estos filósofos tan importantes, ya que aun en la actualidad, lo que se dijo que pensaban, sigue resonando en diferentes ambientes.

    ResponderEliminar
  3. Se me hace muy importante tu investigación sobre las fuentes presocráticas, pues he reflexionado que el pensamiento de dichos filósofos ha ido cambiando por la opinión o comentarios de otros personajes, que han estudiado tales escritos.

    Tal vez cambio el significado del pensamiento de lo que querían interpretar los presocráticos, pero la esencia de la razón no se ha perdido, pues hasta el día de hoy estamos en busca de la verdad.

    El aporte que has dado me sirvió para entender un poco más el estudio de los filósofos antiguos.

    ResponderEliminar