CUOTAS

ATENTO AVISO

A los participantes de este blog se les hace extensiva la información respecto a las cuotas de penalización:

- Errores Ortográficos: $1.00
- Errores de redacción/sintaxis: $3.00
- Ideas o Enunciados TOTALMENTE erróneos o fuera de lugar: $5.00

TOPE A PAGAR POR MULTAS: $10.00

7 sept. 2011

Diónisos en relación con el Orfismo

En Grecia, un dios nace de la contemplación entusiasta de la vida, de este fragmento del que se pretende movilizar para dar un culto a los misterios de la vida. Diónisos es la representación de la sabiduría, con lo cual, el hombre logra despojarse de sí mismo, como se hace al contemplar a los demás dioses. Su nacimiento provoca dentro de la vida la representación del dios de la sabiduría como lo explican sus mitos.
Por los mitos representados sobre él, como el caso de la diosa Ariadna, también se describe que Diónisos muere, por tanto es un dios que muere. Incluso es a la vez representado como animal y dios, que manifiesta los términos extremos de todas las opciones que el hombre encierra en su propio ser al ver su mortalidad.
El origen más remoto de Diónisos se localiza en Greta, entre los siglos XV-XVII a.c. Se representa por su crueldad y violencia en ataques de celos, de venganza; características de este dios. Su culto es orgiástico, no sólo por el sentido y estado de desencantamiento animal de instintos, es también danza, música, juegos, alucinación. Es un estado de contemplación por liberación cognoscitiva, una vez rota la individualidad, se es poseído por Diónisos, por consiguiente la orgía era considerada como un instrumento de culto. El falo es la representación de su divinidad, era considerado el dios del deseo, del apetito y de la tensión sexual.
La tradición órfirica-eleusiana lleva al extremo esta configuración de Diónisos, representada en la ambigüedad de un jovencito afeminado. Para entender su relación con el orfismo es necesario conocer a Apolo, dios de la sabiduría que conocía el pasado, presente y futuro. Con la armonización del orfismo se hablaba sobre la pareja Apolo-Diónisos. La muerte del dios de Apolo se produce mediante una flecha disparada por su arco. En cambio, en Diónisos, su muerte es directa: los titanes se lanzan sobre él y lo golpean, incluso lo despedazan y lo devoran, convirtiéndolo en parte de su propio ser. Es evidente que la locura de Diónisos es colectiva y la de Apolo individual, en conclusión la naturaleza del mito, que provoca lucha entre los individuos por una acción que busca sentido, ya que para los griegos la mayor competencia era por el conocimiento.

La creencia de Diónisos aparecía en el ritual de Eleusis, estando así las cosas, se pudo decir que la experiencia cognoscitiva sobre este dios se conservó inmutable por muchos años. La civilización griega, que consideraba el ritual de los misterios de Eleusis como representación, como un drama místico que escenificaba con toda su viveza, la forma prevalente de la historia sagrada.
Para hablar del fenómeno órfico es necesario seguir la tradición y la interpretación del dios Diónisos, lo que conlleva a decir que el tema del orfismo sea, hoy por hoy, una cuestión no resuelta. En primer lugar no proporcionan una fuente directa con Orfeo. Debido a que el período más antiguo, en los siglos VII-VI a.c, la tradición era oral, por lo tanto las fuentes existentes son meros indicios de carácter más bien incierto. Las fuentes que hablaban de ritos órficos, se refieren a ciertas partes de los rituales mistéricos en las que se presentaba la poesía entrelazada con Diónisos.
En conclusión, ciertas doctrinas y configuraciones míticas del orfismo surgen de los misterios dionisíacos. Estos eran acerca del éxtasis mistérico a través de representaciones sacras como las orgías, es aquí donde se muestra en toda profundidad la vinculación del culto de Dionisos y la cultura órfica, pese a ser muy diferentes entre sí.

Bibliografía
Colli, G., La sabiduría griega, Editorial Trotta, Madrid, 1995, "Introducción"

1 comentario:

  1. Cierto es que para introducirse a la cultura griega es necesario adentrarse en su mundo y verlo como ellos lo veían. Hoy en día es quizá muy escandaloso un asunto cultuoso de tipo órfico, sin embargo es preciso entender que es una expresión que posee una razón de ser. interesante aportación.

    ResponderEliminar